Legislación Actual RPAS (Drones)

Como sucede normalmente, la tecnología va por delante de las leyes y, hasta hace relativamente poco tiempo (desde julio de 2014 BOE ), los drones “volaban “ en un vacío legal, es decir, legalmente no existían; lo que en un principio fueron aeronaves militares, que no necesitaban de legislación civil, se convirtieron en juguetes primero, y herramientas de trabajo a continuación, vendiéndose miles de unidades en España y millones en el mundo, a una velocidad vertiginosa. Las autoridades, sorprendidas y asustadas por lo que un dron mal utilizado podía suponer a la seguridad del tráfico aéreo y de los ciudadanos, redactaron un Real Decreto-Ley para regular, de forma provisional, el uso de las llamadas aeronaves pilotadas por control remoto, drones, UAV o RPAS.

El Real Decreto-Ley se convirtió en Ley en octubre de 2014, con el nombre de Ley 18/2014, de 15 de octubre, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficacia (BOE) la cual, en sus artículos 50 y 51, de forma igualmente provisional a la espera de una ley definitiva, sigue en vigor, modificando la Ley de navegación aérea calificando a todos los drones como aeronaves y denominándolos como RPAS (aeronave pilotada por control remoto)

De forma muy rápida explicaremos el contenido de la ley:

Distingue dos tipos de drones (aeronaves) por su uso: profesional o recreativo-deportivo; la ley regula exhaustivamente el ámbito profesional, quedando fuera el aficionado, aunque le afectan las prohibiciones y posibles responsabilidades por el uso indebido. Crea, por tanto, dos tipos de usuarios de esta tecnología:

– El aficionado que no puede realizar tareas profesionales con su aeronave.

-El profesional que puede emplear los drones para su trabajo y que a su vez puede ser:

  • Operador: es el propietario y responsable de la aeronave, salvando las distancias y para que se entienda, es la compañía aérea; es la persona jurídica (empresa) titular de las aeronaves que utiliza y responsable de estar al día de los requisitos administrativos que la ley le exige, que no son pocos.
  • Piloto: es el que está capacitado para manejar la aeronave y es el responsable último de lo que ocurra durante el vuelo. Puede ser, al mismo tiempo, el operador, pero para utilizar el dron, las dos figuras legales han de estar perfectamente definidas.

Un mismo operador puede tener varias aeronaves a su nombre y varios pilotos contratados, así como un piloto puede trabajar, respetando la legislación laboral, para varios operadores.

La ley define las aeronaves que deben de poseer un certificado de aeronavegabilidad y estar inscritas en el registro de matrícula de aeronaves (si su peso al despegue es mayor de 25 kg.) y especifica que todos los drones deben llevar fijada a su estructura una placa de identificación con los datos del operador.

Define las condiciones y zonas en las que se podrá operar (utilizar) un dron de menos de 25 kg, que vienen a ser:

  • Siempre de día y en condiciones de buena visibilidad.
  • Nunca sobre zonas urbanas o pobladas.
  • Nunca sobre reuniones de personas.
  • Nunca superar la altura de 120 metros.
  • Siempre a la vista del piloto y a 500 metros de distancia. Los vuelos fuera de la vista del piloto se autorizan solo en determinadas circunstancias.
  • Nunca a menos de 8 km de un aeropuerto, aeródromo, helipuerto, etc.

Si un recinto (pabellón de deportes, nave industrial, domicilio particular, plaza de toros, etc…) está completamente cubierto, no forma parte del espacio aéreo, y serán los titulares de estos recintos los que autoricen el vuelo de drones en su interior, bajo su responsabilidad.

Especifica la ley los requisitos que han de cumplir los operadores y los pilotos y la forma en la que el operador debe comunicar las operaciones (vuelos) a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para obtener autorización previa.

Finalmente introduce que los operadores podrán realizar, bajo su responsabilidad, vuelos que infrinjan las limitaciones de la ley en caso de situaciones de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, así como para la protección y socorro de las personas y bienes cuando sean requeridos por las autoridades responsables de la gestión de dichas situaciones.

¿Quienes somos?

DRONVAL – Drones Valencia, es una empresa operadora de drones o Rpas (Remotely Piloted Aircraft Sistems), de nueva creación, dedicada a diversos servicios aéreos como fotogrametría, levantamientos 3D y Tour Virtual, fotos y videos en 360º, servicios audiovisuales, complementando los con equipos terrestres convencionales, todos ellos de última tecnología en ultra alta definición (FULL HD Y 4K), realizando también edición y montaje de video profesional.
DRONVAL – Drones Valencia está registrada y habilitada en AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) y dispone de toda la documentación para operar legalmente (pilotos titulados, seguros de responsabilidad civil, certificados médicos, manuales de operaciones, etc…).
Y gracias a la amplia red de pilotos/operadores profesionales de toda España con la que tenemos una estrecha colaboración y son de nuestra total confianza, podemos realizar trabajos en toda la península con total garantía de calidad y eficiencia en los servicios realizados.

VENTAJAS
• Menor coste frente a aeronaves pilotadas.
• Menor coste debido a que los procesos son más rápidos.
• Reducción de los riesgos laborales.
• Mayor accesibilidad a terrenos escarpados o dificultosos.
Mejores prestaciones y mayor eficiencia.

Si quieres información de cualquiera de nuestros trabajos o presupuestos sin compromiso, no dudes en contactar con nosotros pulsando aquí.

Distribuidor Oficial

  • Descarga
  • Descarga 15
  • LOGO Parrot
  • Descarga 16
  • 513981

    DronVal es una joven e innovadora empresa con operador autorizado por la AESA  (Raul Ballesteros) con la sede en Valencia y de ambito nacional. Utilizamos la última tecnología en drones, cablecam, cámaras 360º para asegurar que nuestros trabajos sean fáciles para nuestros clientes y de una calidad insuperable.